Ir al contenido principal

MILLICOM: Su estricto código de conducta y el comunicado de Let TV

Imagen: web de Millicom 


El sábado comenzaron a escucharse por Radio Ñanduti sucesivas entrevistas con relación a hechos  producidos en Let TV, que saldría el lunes con los programas en vivo por el Canal 21 de Tigo Star de Millicom y que ahora no se encuentra emitiendo. En una de ellas Alfredo Lacasa, quien dijo ser miembro de la sociedad titular de Let TV manifestó "Resultó que Avilés agarra y me dice que le pagó a Marco Galanti 240.000 dólares por coima para que nos den la señal y yo en ningún momento le creí eso.", lo que constituía uno de los aspectos más interesantes del enfrentamiento que tenía del otro lado a Augusto Barreto y a  Lia Aymara Duarte Ashmore. Hubo reclamaciones cruzadas y una denuncia en la fiscalía por parte de Lia Duarte quien acusó a Lacasa de haber sobrefacturado en la compra de equipos y otros hechos. El lunes, recibimos de parte de Augusto Barreto un comunicado de prensa que en uno de sus párrafos aclara "aseguramos que nunca existió ningún pago adicional en ningún concepto a algún funcionario de Tigo, ni tampoco específicamente a Marco Galanti, Gerente de Tigo Star, posibilidad mencionada por Alfredo Lacasa en un medio local..." . El mismo día, mas temprano, Leo Rubín en su programa  Made in Paraguay de Radio Ñanduti exhibió el contrato entre Tigo Star y LET S.A (que aparece en la página de Ñanduti mencionada como Lobo Entertainment Television) en el que figura el pago de 240.000 dólares en 12 cuotas por un año de señal, con lo que quedó aclarado que el monto mencionado por Lacasa, correspondió a la operación.   
    
Por otra parte, el  comunicado que nos hizo llegar Barreto señala que la semana anterior Carlos Avilés en su carácter de Presidente de  Let S.A  había "comunicado a Tigo Star su decisión de finalizar el contrato vigente entre las partes" porque "no estaban dadas las condiciones económicas ni personales de Let S.A para continuar con un proyecto de semejante envergadura" , pero lo llamativo es que solicitaron a Tigo Star un nuevo contrato para el mismo proyecto con otra empresa que conformaron llamada Lobo Recording S.A. Realmente, este tema ha sido manejado en forma tan escandalosa,  problemática y confusa que la situación de Marco Galanti, como gerente de Tigo Star, es ya muy desagradable aunque nadie sospeche que haya recibido una coima o realizado algún tráfico de influencias.


Millicom tiene un estricto código de conducta al que puede accederse desde su web     , precisamente en el punto 2 del numeral 4 establece:   "Relaciones e interacciones con Terceras Partes - La Compañía emplea proveedores, distribuidores y otras terceras partes para proporcionar servicios y productos a nuestros clientes. Para toda persona externa, estos socios/asociados comerciales podrían ser vistos como representantes de la Compañía y su comportamiento tiene consecuencias para nuestra reputación. Por ello, es nuestra obligación elegirlos cuidadosamente y asociarnos con aquellos que cumplan con la ley local y demás requisitos legales aplicables. La Compañía tiene la clara expectativa de que que estos socios/asociados comerciales actuarán dedicados al cumplimiento y aquellos requerimientos éticos establecidos en el Código de Conducta del Proveedor. Es por lo tanto, la responsabilidad de Usted asegurar que la selección de cualquier tercera parte se base en méritos sustanciales evitando así conflictos de intereses, regalos o entretenimiento inapropiados, o cualquier clase de favoritismo que pudiera comprometer la selección. "

La página de Millicom también ofrece un espacio desde el que, quien tome conocimiento de que ha ocurrido algo reñido con sus principios puede realizar su denuncia on line hasta en forma anónima y garantizan que la misma será tratada con absoluta reserva.   

31 de mayo de 2016