La Clave de Germán Martínez Vierci. La crítica

 
 
 
Este jueves se lanzó por Red Guaraní un nuevo programa periodístico de Germán Martínez Vierci.

Debido al asesinato de Pablo Medina, el periodista de Diario ABC ultimado en las primeras horas de la tarde de ese día, el primer bloque se dedicó al tema con una entrevista a Rufo Medina, uno de los funcionarios más antiguos del diario. Alternando el invitado con algunos informes presentados por otro periodista y un contacto telefónico con el Ministro del Interior, lo visto tuvo sabor a poco para la dimensión de lo tratado. Light, muy light y como para cumplir, no dejando pasar el acontecimiento del momento. Pero la sorpresa vino después, cuando fue ignorado el hecho de la semana, el rechazo por parte de la fiscalía del planteamiento formulado por el Diputado Ibáñez, la repercusión en la ciudadanía y la noticia de que ese mismo día del estreno del programa la Diputada Olga Ferreira propuso en la sesión de la Cámara de Diputados un proyecto de Ley para reglamentar la pérdida de investidura de los parlamentarios. En cambio, nos encontramos con Alfredo Jaeggli, contando lo que no va a proponer para llegar a Intendente de Asunción, en un encuentro que pudo haber sido divertido y hasta grato, en una ocasión en que el país no hubiera estado atravesado por las circunstancias actuales. El tercer bloque, dedicado a Carlos y Necho Pettengil de Vocal Dos, conversando y cantando.
 
La escenografía es la misma que usó Mario Ferreiro el martes, con algunos elementos diferentes. La luz era irregular, pero el trabajo de cámaras correcto. Hubo una tribuna de estudiantes que formularon preguntas a Alfredo Jaeggli y Germán Martínez se permitió un guiño a si mismo haciendo entrar en el piso un Lamborghini a control remoto en alusión al coche del futuro candidato. La peor parte fue que en lugar de despedir a Jaeggli antes de ir al corte, el conductor lo hizo al regreso con lo que el invitado se paró desorientado y salió por el frente saludando de costado. Horrible.
 
En síntesis, lo que se mostró es mucho más pobre que las propuestas anteriores de Germán Martínez que, incluso con pocos recursos, en el pasado ha sabido sorprender con su creatividad. Lo ofrecido no tuvo calidad periodística, ni fue un show, ni brindó información. La nada misma.


17 de octubre de 2014
                   
Con la tecnología de Blogger.