Ir al contenido principal

CLARO OFRECERÁ CABLE E INTERNET. UN MERCADO EN COMPETENCIA. ¿Los de CATELPAR elegirán trabajar o conspirar?


Frecuentemente hemos criticado la gestión de CONATEL con relación a la deficiente aplicación de la regulación con respecto a los canales abiertos, también hemos hablado durante años de la necesidad de una legislación que establezca cuotas de programación nacional por franjas horarias, lamentando la proliferación de latas, sobre todo en los canales de Ángel González. Ahora, el mercado se regulará a si mismo y tanto Cablevisión (jugador absoluto hasta hace muy poco), como las señales abiertas deberán competir con otros jugadores. CONATEL inició una apertura que está afectando muchos intereses y que redundará en beneficio de los consumidores. Ya no es necesaria la ley que proteja la industria televisiva nacional, si no la priorizan, la oferta de TV paga cada vez más accesible dejará a los abiertos sin los televidentes que los financian: los consumidores de marcas.

Durante el 2011 estamos asistiendo a la incorporación de Tigo, TuVes, Claro, COPACO, Direct TV y Netflix (esta última con películas), algunas de ellas aún en etapa de implementación de sus servicios. Así, se multiplican las opciones de entretenimiento a través de una pantalla disputando una audiencia que se dividirá como los trozos de una preciada torta.

La noticia del día es que Claro está en condiciones de cubrir doble play porque obtuvo por parte de CONATEL la licencia para la explotación de cable distribución. Pronto veremos la repercusión de esta insólita apertura por parte de CONATEL, puede que los titulares de CATELPAR en lugar de comenzar a trabajar sus grillas se dediquen a conspirar en contra de los cambios.

Mercedes Olivera